H enciclopedia 
es administrada por
Sandra López Desivo

© 1999 - 2013
Amir Hamed
ISSN 1688-1672

 


   "the best cultural website in the Spanish-speaking world".
   alexa.com

 
agosto 2015

   
Sobre M. La fulgencia estrábica del logos - Gustavo Espinosa
  
Si yo tuviese la integridad o la competencia que tiene el escritor del que estoy hablando, me entregaría a una averiguación temeraria en torno al hallazgo primordial, me zambulliría en la fulgencia estrábica del logos, para ver si puedo desencadenar algo, tocar el carozo indiscutible de lo que debo decir, llegar al alma del relato y mostrarla. Esas maniobras de desesperación y coraje son las que dan principio a la última literatura de Amir Hamed.[+]
En busca del sujeto perdido II - María Olivera Mazzini y Nicolás Pereira
  
En tiempos de redes sociales donde están bien definidos los perfiles, gustos, actividades, trabajos, preferencias, y un sinfín de etc., el azar se difumina, y se escurre la construcción a partir del otro. Después del encuentro hay demasiada información del otro eliminándose el proceso del reconocimiento. Todo es más seguro, se pueden evitar riesgos, molestias: conversaciones.[+]
Cervantes vivo - Julio Ortega
  
En el siglo XIX (que un estúpido llamó estúpido), Andrés Bello vio con alarma que los ingleses tenían su piedra fundacional en Chaucer y Shakespeare; los alemanes los Nibelungos, y hasta Francia contaba con su Canción de Roland, además de Rabelais... Pero España carecía de un texto fundador de su calidad nacional. Fatigó la British Library hasta que encontró; virtud de filólogos: el Cid
.[+]
Y esta semana en

 

Tortura y lecturas -  Amir Hamed

Por un acto de lectura Lutero ya había matado a Dios, habiendo liquidado la mediación de la iglesia y dejado al sujeto en libertad, liquidando por el mismo acto al rey soberano. Es decir, el sujeto quedaba a cargo de la libertad, que es libertad de pensamiento, entiéndase de escritura, y la nueva mediación pasaba a quedar a cargo del Estado, instancia a través de la cual se darán los Universales. Habiendo muerto Dios, no podía ya hacerse visible en el martirio.[+]


volver arriba

Google


web

H enciclopedia